Entradas con la etiqueta ‘Marca-país’

Hitos de la comunicación 2012. El año de la marca España.

Miércoles, 26 de diciembre de 2012

“La política no vive hoy sus mejores horas en la percepción de los ciudadanos…” Es la única referencia a una crisis de reputación que hizo el rey en su discurso de Navidad. Y eso que este año no ha sido bueno precisamente para la imagen de la Casa Real. Con una imagen muy desgastada por el caso Urdangarín el rey tuvo que enfrentarse a un aluvión de críticas a cuenta de su cacería de elefantes en Bostwana. Una crisis de reputación que alcanzó una enorme repercusión a través de las redes y que obligó al monarca a pedir disculpas para frenar la brecha abierta en su popularidad. Crisis in line en el que es uno de los hitos comunicativos de este 2012 que termina. Muy consciente de la importancia de la reputación de su “marca”, la Casa Real considera extinguido aquel incendio, aunque reconoce que el juicio contra el yerno del rey provoca tensiones en su imagen que están aún lejos de solventarse.

Cabe destacar la repercusión de  los movimientos antidesahucio que han logrado elevar la presión ciudadana hasta el punto de obligar a intervenir al gobierno en favor de sus demandas

(más…)

Buenas noticias para la marca España

Martes, 30 de octubre de 2012

No es la panacea, pero en estos tiempos en que la confianza que logremos transmitir al exterior es vital para salir del atolladero en que andamos metidos, la marca España se presenta como herramienta imprescindible. El sello que logremos imprimir a nuestra imagen de país va a impregnar a todo lo que queramos vender fuera de nuestras fronteras, y aunque ya hemos defendido la importancia de la autoestima entre los ciudadanos como paso imprescindible para generar confianza, tenemos que celebrar al menos dos buenas noticias sobre nuestra imagen en el exterior.

El Reputational Institute se encarga de medir la reputación de los países. En la clasificación de este año nuestro país aparece en el puesto 16. Exactamente el mismo que el año pasado.

(más…)

¡Es la marca España, estúpido!

Viernes, 18 de mayo de 2012

No piensen que es un insulto. La frase es una versión libre de la de James Carville, el asesor de Bill Clinton, con la que le mostró el camino a seguir para ganar las elecciones frente al discurso de héroe de guerra de su oponente George Bush:

-¡Es la economía, estúpido!

Una frase célebre que tiene tantas versiones como insultos: estúpido, idiota, imbécil… pero que no genera duda en su primera parte: Es la economía. Permítannos discrepar a la vista de lo que está ocurriendo en España en estos tiempos de incertidumbre.

El propio gobierno se ha dado cuenta de que algo falla cuando se pregunta por qué no logramos confianza pese a cumplir con el catón de la economía para estos casos.

El propio gobierno se ha dado cuenta de que algo falla cuando se pregunta por qué no logramos confianza pese a cumplir con el catón de la economía para estos casos. Durísimos recortes, aumento de impuestos, reforma financiera…medidas de choque que parecen estrellarse con un muro de desconfianza al que apenas hacen mella. Pero fue una frase del propio ministro la que alertó nuestro sentido arácnido de consultores: “La realidad es mejor que la percepción de la realidad…” Bingo.

¿Una ex república soviética? ¿Los Power rangers? No, la misma España

(más…)

La crisis (comunicativa) del pepino

Martes, 31 de mayo de 2011

No es solo el pepino. La repercusión de las sospechas alemanas sobre el pepino español se extienden al resto de productos hortofrutícolas de nuestro país que se ven afectados también por la pérdida de confianza de los consumidores europeos.No es solo Alemania. El pánico no sabe de fronteras, así que las puertas se van cerrando para nuestros productos en media Europa. No es Málaga o la empresa Frunet. La desconfianza engloba a toda la geografía española e incluso los productores canarios han tenido que salir a la palestra ante la amenaza que supone esta crisis para sus productos. En última instancia es incluso la marca-país “España” y todo lo que representa la que puede resultar dañada por una onda expansiva tan injusta como dañina.

Sin la reputación y la credibilidad que avale sus productos, ni los enormes invernaderos de Frunet ni su inmensa maquinaria importa más que el producto que exporta: un pepino.


(más…)