Políticos canarios en las redes sociales

En pleno auge de las redes sociales es muy llamativo que los políticos canarios con proyección en el Archipiélago tengan, en general, tan poco aprovechada esta potentísima herramienta de comunicación.  En España hay dos que concentran el mayor números  de usarios, Tuenti y Facebook. Les propongo un barrido por esta última que, aunque con menos usuarios que Tuenti,  parece que tiene ventaja en una franja de edad superior. Comprobaremos de un vistazo que el sistema se utiliza poco o no se le saca todo el partido posible.

El fenómeno de las redes sociales ha crecido tanto que las empresas empiezan a ver la utilidad de un nuevo perfil profesional, el community manager.

Hace ya tiempo que este tipo de redes dejó de verse como un divertimento más que nos propone el mundo virtual. Algo pasajero que pronto dejará deestar de moda. Es verdad que  Facebook o Twitter no existían hace seis años, pero no es menos cierto que hoy en día más de 400 millones de personas son participantes activos de Facebook, seis de ellos en España.

El fenómeno ha crecido de tal manera que las empresas empiezan a ver la utilidad de un nuevo perfil profesional, el community manager, que no es otra cosa que un profesional de este tipo de redes, un especialista capaz de distribuir su marca a través de la red  y coordinar un contacto directo con los habitantes de ese nuevo universo digital. Tiene lógica, ¿verdad?

Ya defendimos en el anterior post del Woll Lab la necesidad de ver al político como una marca que necesitaba hacerse conocida rápidamente.  Veíamos, por ejemplo, cómo algunos adoptaban la estrategia de situar el nombre por encima de las siglas a través de la red. Sin embargo, no detectamos tanta actividad en la red social por excelencia. En otras palabras, en Canarias aún no vemos el trabajo de los  community managers.

Fijémonos en quienes probablemente nos pidan el voto en las elecciones autonómicas del año que viene. O, si lo prefieren, los que a día de hoy están mejor situados para presentarse a esas elecciones: José Manuel Soria, José Miguel Pérez o Paulino Rivero.

Los potenciales votantes no se conforman con sentarse a escuchar, también quieren que se les escuche.

Sin duda es el presidente del PP canario, José Manuel Soria,  quien mayor relevancia le da a esta herramienta. Tiene dos  perfiles abiertos, uno personal y otro para captar “fans”. 2600 usuarios sólo en el primero, con anotaciones actualizadas y más o menos constantes aunque con pocas referencias personales.

En la del secretario general de los socialistas canarios, José Miguel Pérez, observamos  que sólo comparte información con sus “amigos”. Así que acudimos a la de su antecesor en el cargo que sí permite entrar en su perfil. Juan Fernando López Aguilar tiene 1.688 amigos en Facebook pero apenas hace anotaciones personales.

La sorpresa la encontramos al buscar el perfil del actual presidente, Paulino Rivero, y ver simplemente un nombre y una foto, pero sin perfil en funcionamiento a día de hoy.

En política un año puede ser una eternidad o muy poco tiempo, pero ante una cita electoral la maquinaria comunicativa debe estar bien engrasada mucho antes. Los carteles electorales ya no bastan por sí solos en unos tiempos en los que el ciudadano exige una comunicación en ambos sentidos. Los potenciales votantes no se conforman con sentarse a escuchar y permanecer pasivos; también quieren que se les escuche. Quien consiga traladarles esa sensación obtendrá una ventaja importante sobre sus rivales.

Etiquetas: , ,

Los comentarios están cerrados.