Pasivo, activo, reactivo.

Podría ser una de las nuevas leyes de la comunicación con el avance de las nuevas tecnologías. Cuidado con el mensaje que envías porque te pueden responder, o a una acción corresponde una reacción. A muchas empresas aún les está costando acostumbrarse a que los ciudadanos estén dejando de ser meros receptores pasivos de información publicitaria. El mensaje de ahora tiene billete de ida y vuelta,  los ciudadanos reciben, valoran y emiten su veredicto con acuse de recibo.

Vemos el efecto boomerang de la última campaña de Bankia. El ciudadano activo responde “no” a la invitación  y  da un golpe considerable a la imagen de la entidad

Pero el nuevo rol del ciudadano activo provoca situaciones difíciles de prever.Mantenemos esta reflexión mientras vemos el efecto boomerang de la última campaña de Bankia para su salida al mercado bursátil. Los publicistas aprovechan el juego de palabras con el nombre del banco para proponernos ser “bankeros”.
Pero la profesión de banquero o “bankero” no es precisamente de las más populares últimamente, por mucho que sus condiciones laborales sean privilegiadas, o precisamente por eso. El caso es que la campaña hace su recorrido de ida hacia el ciudadano activo que responde “no” a la invitación  y de paso da un golpe considerable a la imagen de la entidad bancaria.

A la hora de escribir esto el primer video, el oficial, tenía 952 visitas. El de “respuesta” 60.496

Lo bueno que tienen las nuevas reglas de la comunicación es que permiten obtener datos muy relevantes antes incluso de que se entregue la auditoría de comunicación. A la hora de escribir esto el primer video, el oficial, tenía 952 visitas. El de “respuesta” 60.496. Las nuevas tecnologías y sobre todo los accesos a los nuevos canales de comunicación  tienen un efecto democratizador sobre el mensaje porque ya no hacen falta enormes recursos para tener acceso sobre los cauces de la información. El ciudadano accede a los contenidos pero también los genera y cada vez más fácilmente.
En este caso el generador de contenidos es una iniciativa que propone “comunicación y activismo”, una agencia de comunicación que asegura trabajar únicamente para proyectos con fin social. Se nos plantea una duda difícil de contestar ¿son los ciudadanos activos en las redes sociales más sensibles a los mensajes de regeneración social? ¿Son más comprometidos socialmente? Es muy difícil medir la ética de los grupos de individuos pero podríamos empezar por un interesante informe sobre participación social y nuevas tecnologías que indica que  los usuarios de redes sociales son por lo pronto, más activos. ¿Mensajes de ida y vuelta?

Etiquetas: , , , , , , ,

Los comentarios están cerrados.