Fotos intrusas

La comunicación empresarial toma a veces unos derroteros curiosos. El pasado 6 de julio aparecía publicada en el digital Diario Barcelona una información sobre ‘turistas médicos’, extranjeros que evitan la espera de sus sistemas de salud y vienen a España en busca de mejores condiciones para ser tratados. Información acompañada de una foto de una chica semidesnuda, mostrando en primer plano la parte más íntima de su cuerpo. ¿Error en la composición de la página? Bueno, pudiera ser, pero si al día siguiente se publica en otra cabecera del grupo –Diario Marbella- una información sobre la compatibilidad sexual según los signos zodiacales, con otra foto parecida, la cosa da que pensar.

 

La página del "error"

La página del primer "error"

La inserción de fotos que nada tienen que ver con la información consigue un posible aumento del número de lectores.


 

Los dos medios pertenecen a una empresa que tiene más de doscientas cabeceras digitales nacionales e internacionales. Seguramente ahora habrá subido su número de lectores, movidos por la curiosidad (las fotos no son nada del otro jueves si se comparan con los millones imágenes similares que existen en la red), pero el caso es que puede que haya conseguido el efecto de comunicación mediática que seguramente se buscaba.

 

El segundo "error"

El segundo "error", cometido al día siguiente

Eso sí, los responsables de la cabecera aseguran que todo se debió a un error aunque al día siguiente de haber “cometido” el primero volviese a repetirse el segundo. ¿Es esta una buena fórmula para llamar la atención y así ganar audiencia? ¿Se trata de un caso de comunicación engañosa? Doctores tiene la iglesia.

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.