Archivo de mayo de 2013

¿Y usted? ¿Se tatuaría el logo de su empresa?

Martes, 28 de mayo de 2013

Un señor llamado Anthony, que tiene una empresa inmobiliaria en Brookling,  le ha propuesto a sus empleados que se tatúen el logo de la empresa a cambio de un 15% más de salario.  Una primera reflexión nos invita a pensar en el mercado laboral norteamericano como  un entretenido lugar  para cualquier delegado sindical de nuestro país.  Aunque tal y como están las cosas por aquí mejor no dar ideas.

Tampoco es nada nuevo en estos lares. Hay quien se ha tatuado su marca favorita en la piel sin ni siquiera ser empleado de la empresa y sin recibir nada a cambio, y estarán de acuerdo en que eso por si solo merecería otro post. (Como dijo el torero: “Hay gente pa tó…”)
La segunda reflexión tiene que ver con el compromiso de algunos empleados con su empresa, que se demuestra en ocasiones con acciones menos drásticas que grabarse su nombre en la piel.

Hasta los jubilados…

(más…)

Gamificación. Díselo jugando.

Lunes, 13 de mayo de 2013

Fue tras un viaje a Japón de uno de nosotros, cuando comentamos uno de los fenómenos de aquel país más curiosos a los ojos de un occidental. En los famoso “pachinkos” millones de japoneses se gastan sus yenes (y sus horas) en ver caer bolitas de acero por una máquina que combina una especie de pinball con animaciones de video. Ni idea de cómo se juega pero al parecer crea una enorme adicción,  y eso que el ganador se lleva sólo bolitas de acero, lo que se dice un premio en metálico literalmente, pero sin un yen que llevarse al bolsillo, y perdón por el juego de palabras.

Gamificación: Motivar a través del juego. Ni más ni menos. Muchos han visto la panacea para mejorar la producción de las empresas en cuestiones que no tiene que ver con la mejora de las curvas de ventas

Nos gusta jugar, y en eso no somos tan distintos a los japoneses. hace mucho tiempo que sabemos eso pero no hace tanto que algunos visionarios vieron en el juego la forma definitiva para crear una motivación en el trabajo. Lo siguiente fue darle un nombre técnico y por supuesto anglosajón, y con perdón para los puristas del idioma, crearon el concepto de gamification. Al castellanizarlo le llamamos gamificación. Otro palabro. (más…)