Archivo de noviembre de 2011

La Noria: otro caso de crisis on line

Martes, 22 de noviembre de 2011

Los responsables del programa La Noria en primer lugar y los de Telecinco en último están recibiendo un máster acelerado del peligro de las crisis de reputación on line.  Es normal que se hayan visto superados por las circunstancias y que más de dos semanas después del incio de la crisis no sepan aún qué hacer realmente: Las crisis on line son relativamente nuevas.  Al menos las provocadas por las redes sociales, que para muchos tiene su paradigma en el boicot de Greenpeace a Nestlé hace poco más de un año, así que los directivos de la cadena se pueden considerar víctimas de un fenómeno que aún está de estreno. Pero dudamos que eso les sirva de consuelo, la verdad.

El universo In line en el que las noticias van y vienen  entre la Red y los medios tradicionales de forma continua e indistinta está haciendo mucho ruido en el caso de la Noria

El universo In line en el que las noticias van y vienen entre la Red y los medios tradicionales de forma continua e indistinta está haciendo mucho ruido en el caso de la Noria. El programa al parecer pagó a la madre de uno de los implicados, presuntamente, en la desaparición de la menor Marta del Castillo para que fuese a declarar al programa. Unos 10.000 euros al parecer.  Ni el programa ni la cadena escucharon las quejas de miles de ciudadanos indignados antes de la emisión, y siguieron adelante con la entrevista.  Poco después el periodista e influyente  bloguero  Pablo Herreros inició una campaña on line pidiendo a las empresas anunciantes que retiraran su publicidad del programa. Miles de personas se fueron adhiriendo y la semana pasada la Noria se emitió con el solo anuncio de una vidente que ve el futuro en las estrellas.

 

(más…)

Doce millones de debates.

Miércoles, 9 de noviembre de 2011

Lo hemos dicho esta misma tarde en el programa Asuntos Propios de RNE (> 15:23) al que acudimos para hacer un análisis del debate electoral: Los ganadores de este debate son los ciudadanos. Los doce millones de personas que lo siguieron por televisión y que iniciaron a su vez otros tantos debates en torno a sus impresiones.  Debemos alegrarnos de que poco a poco los debates televisados se conviertan en indispensables en cualquier campaña electoral porque es una manera de que los ciudadanos entendamos que la comunicación es una habilidad imprescindible para la política y para cualquier otro ámbito profesional. Educación en competencias si, pero también en habilidades. Su seguimiento refuerza además otro de nuestros “mantras” habituales sobre la conveniencia de que los debates sean abiertos. Algo avanzamos al permitirse las interpelaciones, o sea, las intervenciones no necesariamente programadas que hicieron el debate mucho más atractivo para el público, aunque aún queden demasiadas pautas dictadas por los gabinetes de campaña de los candidatos.

Rubalcaba y Rajoy: Solos ante el peligro.

(más…)

#debatelectoral

Miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tiempos tasados, temas cerrados de antemano, elección de planos,  y prohibición de que exista público en la sala… Pocas cosas dejan los equipos de campaña a la espontaneidad de un verdadero debate electoral pero deberemos conformarnos con lo que hay un año más y agradecer que al menos se empieza a asumir la idea de que no puede haber elecciones sin debate público y televisado. Al menos uno.

Un debate electoral televisado debe transmitir sensaciones muy parecidas a las del actor que sale a escena, o el boxeador en medio del ring

El 7 de noviembre se ven las caras Rubalcaba y Rajoy y la simple experiencia de este último en los dos debates anteriores debería concederle una mínima ventaja inicial. Por mucho que ambos se hayan prodigado en medios de comunicación en sus años de gobierno y aunque hayan tenido sus combates dialécticos en el Congreso, un debate electoral televisado debe transmitir sensaciones muy parecidas a las del actor que sale a escena, o el boxeador en medio del ring. Presión y ¿por qué no?  Miedo.

Y en la otra esquina, con calzón rojo...

(más…)